Calderas

Cuando el agua se utiliza para la generación de vapor se presentan problemas que causan las impurezas contenidas en ella. Para evitarlos es necesario darle un tratamiento específico de acuerdo con su composición y las condiciones que requiere el equipo en que se está utilizando. El agua debe ser acondicionada de tal manera que permita una operación continua e inofensiva para el equipo, pero dentro de niveles económicos de operación.

Básicamente los problemas a resolver en el interior de la caldera debidos al agua son: incrustación, corrosión, fragilización cáustica, espuma y arrastres.

Productos químicos para el control y la prevención de problemas

Para conocer la información a detalle sobre cada producto, sólo debes seleccionar el de tu interés.

Inhibidores de corrosión

Inhibidores de incrustación

Inhibidores de corrosión e incrustación


Antiespumante

Aditivo para combustible

Inhibidores de incrustación por sílice

Acondicionador de PH